Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Teatro Físico

 Por: Roberto Torres

TEATRO FÍSICO: Es la construcción o divisiones del lugar donde se presenta una obra de teatro y tiene dos parte fundamentales que son SALA Y ESCENARIO. A continuación que se hace o que existe en estas dos parte que conforman el teatro como estructura.

DERECHO

I.A

El escenario

La skené, que en sus principios bien pudo ser un simple muro sin decorar, más tarde añadió algún que otro elemento colgado para embellecerla. 

 En un principio el espacio escénico de debió decorarse, simplemente el actor suponía dónde se encontraba según el texto - en un palacio, en una fortaleza... - pero más tarde, y ya en época de Esquilo, el espacio escénico se representó por medio de un telón de fondo y unos bastidores llamados periactois. Ya con Eurípides existían plataformas móviles capaces de hacer volar a los dioses o a los personajes que así debieran hacerlo. Existían también plataformas elevadas que representaban el monte Olimpo, etc. También escaleras, terrazas, escotillas, etc. Veamos algunas de estas maquinarias un poco más concretamente:

Grúa: rudimentaria grúa que hacía desaparecer o aparecer personajes (un caballo que se marcha volando, un dios que desciende, etc.

Plataforma giratoria: para cambiar los decorados.

Púlpito: donde se ponían los personajes que representaban dioses - un lugar más elevado, obviamente.

Escaleras subterráneas: a través de ellas aparecían en escena personajes que procedían del hades.

 Para los efectos sonoros, poseían placas de metal para el efecto del trueno y con antorchas agitadas producían los efectos visuales de los relámpagos.

 

Construcción de decorados

Para crear un mundo de ilusión escénica, los carpinteros y escenógrafos utilizan madera, acero, tela, plásticos moldeados, y pintan el decorado en el que transcurre la representación. Los obreros combinan métodos artesanales con modernas técnicas de construcción. Estos operarios, especialmente los pintores, son depurados artistas. Deben ser capaces de desempeñar multitud de tareas, desde la aplicación de pinturas y texturas sencillas a la elaboración de los más complicados trampantojos de paisajes y

objetos. Aquellos encargados de la construcción de objetos especiales para utilizar sobre el escenario combinan también habilidades técnicas y artísticas, y elaboran sus piezas con una gran variedad de materiales. 

 

Escenografía

La escenografía debe ser cuidadosamente planificada antes de iniciar su construcción. Un buen escenógrafo imagina el lugar de la acción, capta su espíritu y lo expresa visualmente. Como la escenografía determina enormemente la experiencia que el público extrae de la representación, el escenógrafo se reúne con el director, la persona que en última instancia decide cómo se llevará a cabo la obra, para considerar su aspecto global. Una vez que la escenografía ha sido diseñada, hay que comunicarle al taller cómo la tiene que construir. Estos bocetos muestran las diferentes formas de comunicar una idea a los que la construyen. Los planos dan a los carpinteros las dimensiones precisas mientras imágenes y dibujos hechos con ordenador ayudan a los artistas a pintar el escenario y a los técnicos de iluminación a iluminarlo. La maqueta ofrece a todo el mundo una idea más aproximada del diseño final. A menudo, el director la utiliza para planificar los movimientos durante la representación. Para crear un mundo de ilusión escénica, los carpinteros y escenógrafos utilizan madera, acero, tela, plásticos moldeados, y pintan el decorado en el que transcurre la representación. Los obreros combinan métodos artesanales con modernas técnicas de construcción. Estos operarios, especialmente los pintores, son depurados artistas.

Deben ser capaces de desempeñar multitud de tareas, desde la aplicación de pinturas y texturas sencillas a la elaboración de los más complicados trampantojos de paisajes y objetos. Aquellos encargados de la construcción de objetos especiales para utilizar sobre el escenario combinan también habilidades técnicas y artísticas, y elaboran sus piezas con una gran variedad de materiales.

 

Director de escena

El director de escena dirige la producción de la obra entre bastidores. Los directores de escena coordinan todos los aspectos de la representación, comunican a los actores y a los técnicos cuándo tienen que entrar, qué luces y sonidos poner y en qué momento y cuándo cambiar los decorados. El director de escena habla con los responsables de cada tarea siguiendo el libro de contraseñas, un guión que contiene todas las entradas de la representación. La consola delante de este director le ayuda a comunicarse y dar pie. La pantalla de televisión es un monitor de infrarrojos que le permite ver lo que ocurre en la oscuridad. Mirándolo con atención evita encender las luces si el cambio de escena no es completo. Los botones en la base de la consola controlan los diferentes canales por los que se comunican entre sí los técnicos. A la izquierda, la mano descansa sobre la consola que controla las luces de contraseña, que se usan para dar pie a un actor o técnico que no está conectado a los auriculares. Cuando una luz de contraseña se enciende, la persona ha de prepararse. Cuando la luz se apaga, ejecuta la acción.

 

Tramoyista

Los decorados se construyen con materiales resistentes como el acero. Las plataformas, escaleras y otras grandes piezas deben aguantar no sólo a los actores, sino también elementos y objetos pesados. Los tramoyistas usan acero para armar la sólida estructura de estos grandes decorados. Aquí, uno de ellos suelda la esquina de una

plataforma que formará parte del decorado. Los cables metálicos del fondo pueden usarse para asegurar piezas a las guías (tubos metálicos situados sobre la escena) o para fijar adecuadamente un decorado al escenario.

 

Entre bastidores

Sin la callada labor de los técnicos de escena, gran parte de la acción teatral no podría llevarse a cabo. Los técnicos pasan mucho tiempo a oscuras, ayudando a los actores a cambiar rápidamente el atrezo, acercándoles objetos y ayudándolos a salir a escena. Los bastidores de un teatro tienen que estar a oscuras y en silencio, ya que el ruido o la luz podrían alcanzar el escenario y estropear la cuidadosamente construida ilusión teatral. Para comunicarse con el resto de los técnicos que trabajan en otras partes del teatro utilizan auriculares. Como a veces han de cambiar rápidamente el decorado en la oscuridad, ellos, al igual que los actores, coreografían y ensayan sus movimientos.

Almacén de atrezzo

El atrezzo, o conjunto de enseres que se utiliza en una representación teatral, es un elemento fundamental para crear la ilusión de la realidad. Puede ser objetos de uso cotidiano o especialmente fabricados a imitación de aquellos. No todo el material de atrezzo lo utilizan directamente los actores, algunos elementos se usan para decorar la escena. Estos enseres suelen desempeñar un papel central en la representación y en ocasiones adquiere el valor de un personaje más. Una carta puede revelar información vital para la comprensión de la acción y un pañuelo puede comunicar mensajes secretos. Debido a los elevados costes que supondría renovar el atrezzo en cada representación, en los teatros suelen reservar un espacio para almacenar todo este material para se reutilizado. Hurgando uno de estos almacenes, como el de la imagen, se pueden encontrar objetos muy extraño.

Interior de la cabina de iluminación

Un técnico de iluminación controla las numerosas luces repartidas por el teatro desde una pequeña cabina informatizada. Con la consola, el técnico selecciona la intensidad de cada foco y las combinaciones necesarias para cada ambiente. Éste es programado con el ordenador, de modo que, cuando llega el momento, el técnico sólo tiene que mover una palanca o apretar unos botones. La iluminación informatizada crea complicadas ambientaciones con facilidad, y hace posible efectos especiales muy difíciles de conseguir, si no imposibles, con la antigua iluminación manual.

Interior de la cabina de sonido

Los efectos de sonido son una parte importante de la puesta en escena. En el pasado se utilizaban, por ejemplo, balas de cañón o latas para imitar el trueno. En la actualidad, la tecnología de los nuevos equipos de sonido permite una mayor flexibilidad y realismo. Sus intervenciones abarcan desde los interludios ambientales antes y después de la representación, hasta grabaciones de sonidos reales capaces de crear una sensación de lugar y aumentar así la ilusión teatral. Los sonidos grabados en cintas, compactos, pistas digitales o rollos son cuidadosamente mezclados y reproducidos en el momento adecuado. Aquí, un técnico revisa un archivo de sonido utilizando los controles remotos de los diversos aparatos. Detrás de él, debajo de la ventana que da al escenario, está la consola de mezclas donde el técnico prepara los efectos de sonido anteriores a la representación y desde donde controla las entradas de sonido durante la actuación.

 

Pintando con luz

La luz no sólo hace visible el escenario. Lo tiñe de sombra y color, creando ambiente y ayudando al público a imaginar un lugar o tiempo. Delante de los focos del escenario se colocan plásticos coloreados intercambiables que arrojan diferentes matices de luz sobre él. Mezclando la luz coloreada de diferentes focos, los técnicos y diseñadores imitan la calidad de la luz de diferentes lugares (como luz interior o exterior) o durante diferentes momentos del día (como mañana, tarde o noche). Como la luz baña el escenario al completo con su luz y color, los técnicos de luminotecnia trabajan con escenógrafos y encargados de atrezo para decidir qué tipo de luz se necesita para mejor resaltar vestidos y decorado. Además, crean sombras para engañar a la audiencia y sugerir que está presente algo que no está. Para ello utilizan recortables de metal que producen la ilusión de que la luz se filtra entre los árboles o entra por una ventana, cuando en realidad no existen.

 

Focos

Sin luz el público no puede ver lo que pasa sobre la escena. Los focos arrojan luz sobre el escenario desde lugares parcialmente escondidos encima, delante o a cada lado de él. La luz no sólo hace más visibles los objetos; son su calidad e intensidad, dirección, color y textura las que crean el ambiente. La luz también manipula la atención del público al enfocar ciertos lugares del escenario. También puede esculpir los objetos con un efecto de claroscuro. Los focos, conocidos como Lekos, se usan para resaltar determinados puntos del escenario. Otro tipo de foco es el Fresnel, que se usa para una iluminación más general, mientras que las lámparas PAR, o reflectores parabólicos, son capaces de inundar el escenario de luz. Combinando los diferentes tipos de focos, los técnicos son capaces de crear efectos muy diferentes.

Maquillaje

Aunque a veces se utiliza para disfrazar al actor, el maquillaje es fundamental para mejorar la visibilidad de los rasgos faciales del intérprete sobre el escenario. Como la iluminación borra a menudo sombras naturales, el maquillaje se utiliza para crear sombras falsas sobre la cara. Además, puede modificar los rasgos de un actor para adaptarlos a las características del personaje. Como el maquillaje está íntimamente relacionado con la representación y debe adecuarse al vestuario, es el taller de costura quien se encarga de su diseño y aplicación. Los actores, sin embargo, se suelen maquillar ellos mismos antes de cada actuación.

 

 

Máscaras

El uso de máscaras en el teatro es tan antiguo como el propio teatro. Utilizadas en todo el mundo desde tiempos inmemoriales, todavía forman parte de su iconografía. Sin embargo, los materiales utilizados para construirlas han variado mucho a lo largo de los siglos. Las máscaras son de tamaño superior al natural hecho de vinilo prensado al vacío y pintado con una pintura vinílica especial. Además de ser un material fácilmente

maleable, el vinilo es también duradero, cualidad a menudo necesaria para que la pieza resista los rigores de una representación. Normalmente, todo lo que el actor lleva encima está fabricado en el taller de costura del teatro, en colaboración con el figurinista. Sin embargo, y debido a las técnicas y materiales especiales que implica la elaboración de máscaras, son los encargados del atrezo los que a veces las hacen.

Patio de butacas

Sería imposible poner en escena una obra teatral sin el trabajo que se lleva a cabo en el área de bastidores. Construir decorados y vestidos, coordinar las luces, añadir efectos de sonido y mover piezas del escenario son algunas de las actividades que complementan y hacen posible la producción de una obra. Este crucial trabajo debe hacerse sin interrumpir la acción sobre el escenario, de modo que la audiencia, sentada en la sala, vea la obra sin percatarse de la actividad que se desarrolla entre bastidores. El equipo técnico contempla la acción desde más cerca incluso que el público.

Taller de costura

El vestuario es, en cierta manera, una parte del decorado. Como toda escenografía, el vestuario comunica sensación de lugar, tiempo y argumento. Este "decorado móvil" es diseñado por figurinistas, que crean y alteran cada pieza que adorna el cuerpo de un actor sobre el escenario. Frecuentemente los figurinistas diseñan también pequeños accesorios y se encargan de la conservación del vestuario desde la noche inaugural hasta la última representación. Aunque a veces compran ropa y la adaptan para la obra, a menudo tienen que hacerla partiendo de cero. En tales casos no es raro que los figurinistas hagan los patrones a partir de un sencillo dibujo del escenógrafo. Por la misma razón, necesitan conocer perfectamente los tejidos, la historia de la moda y diversas técnicas de confección. A menudo, sin embargo, no debe parecer nuevo. Hasta el vestuario más primorosamente elaborado puede ser envejecido, rajado, desgarrado o ensuciado a propósito para aparentar longevidad.

   

Costurera

Además de arreglar los vestidos de manera que sienten bien a los actores, los costureros realizan a menudo pequeñas reparaciones entre actuación y actuación. Las técnicas que utilizan son las de un sastre. Aquí, una costurera cose el dobladillo de una prenda.

 

Figurín

Los figurinistas crean en su imaginación el vestido completo y luego hacen un boceto para el taller. A menudo los diseñadores escriben breves instrucciones sobre él para trasmitir mejor sus ideas. También lo envían con muestras de la tela con la que se confeccionará. Con estos figurines y muestras hacen en el taller los vestidos que llevará el actor. A veces los costureros aprovechan retales o vestidos enteros para otras representaciones, aunque normalmente lo elaboran todo desde el principio: diseñan un patrón, cortan y cosen la tela y crean los accesorios necesarios. Los figurines también se usan para el maquillaje de los actores.

 

 

Director de escena

El director de escena dirige la producción de la obra entre bastidores. Los directores de escena coordinan todos los aspectos de la representación, comunican a los actores y a los técnicos cuándo tienen que entrar, qué luces y sonidos poner y en qué momento y cuándo cambiar los decorados. El director de escena habla con los responsables de cada tarea siguiendo el libro de contraseñas, un guión que contiene todas las entradas de la representación. La consola delante de este director le ayuda a comunicarse y dar pie. La pantalla de televisión es un monitor de infrarrojos que le permite ver lo que ocurre en la oscuridad. Mirándolo con atención evita encender las luces si el cambio de escena no es completo. Los botones en la base de la consola controlan los diferentes canales por los que se comunican entre sí los técnicos. A la izquierda, la mano descansa sobre la consola que controla las luces de contraseña, que se usan para dar pie a un actor o técnico que no está conectado a los auriculares. Cuando una luz de contraseña se enciende, la persona ha de prepararse. Cuando la luz se apaga, ejecuta la acción.

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 25 de enero de 2013.