Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

 

 ROBERTO    TORRES

 

    Roberto en sus varias facetas de su vida como artista pintor, escultor, dibujante, pendolista, arte grafista, explorador, actor, director  y algo más.       visite mi bloger http://robertotorressajoma.blogspot.com/    Mis Amigos y compañeros en diferentes etapas de mi vida

Mis Amigos y Compañeros Slideshow: Roberto’s trip to Santiago, Dominican Republic was created by TripAdvisor. See another Santiago slideshow. Create a free slideshow with music from your travel photos.

 

Biografía

 

ROBERTO FERMÍN TORRES Nace en San José De Las Matas el 17 de junio de  1961,   hijo de Fermín Marcelino  Torres y Teresa De Jesús Rodríguez, es el séptimo de ocho hermanos, desde su juventud o niñez empieza a manifestar el arte de dibujar y pintar como un regalo del Don  de  Dios, le gustaba visitar los campos para contemplar la naturaleza  de donde extraía tierra de diferentes colores las cuales mezclaba con agua y obtenía sumo de pintura. Las calles eran su lienzo de pintar sus paisajes impresionantes, los cuales eran calcados con un clavo sobre el asfalto o talbia  otro elemento material que usaba era el carbón vegetal y más tarde la tiza de colores. Torres, tuvo problemas con su madre y también con las autoridades Municipales debido a que estos dibujos animados, súper héroes, luchadores y los personajes favoritos de las revistas y televisión que él pintaba, eran colocados sobre la vía y esta se deterioraba, además no paraba con ropa limpia.  Esta represión de ambas partes no dejaba de desarrollar  su talento.

 

Desde muy pequeño Roberto tenía una visión de ingeniería, ya que construyó un  pueblo en miniatura con sus calles, aceras y contenes, acueducto por gravedad, electrificación, etc. Utilizando pedazo y sobrante de block, sorbete o calimete, codito de pasta, madera, cartón, zinc, alambre etc. Además Torres elaboraba varios objetos de barros como tinajas, cachimbos, carros, ollas o pailas etc.  Empañetaba las casas con barro, Eran tan semejantes que el patio de su casa se llenaba de curiosos.

 

 Sus conocimientos autodidactos se encendieron nuevamente cuando Gilberto Antonio Fernández (Joqui) un dibujante de historietas de vaqueros visitó su casa donde realizó varios bosquejos  y  dibujos de pistoleros del oeste, los cuales Roberto los dibujabas con agilidad y destreza, Joqui lo motivó a que continuara desarrollando este arte lo que hiciera un curso por correspondencia como él lo hizo. Torres, trató con “MODERN  SCHOOLS” una escuela Mejicana pero solo le  enviaron varios folletos gratis y no pudo pagar el curso.  Nunca dejó su pulso descuidar y era sorprendido muchas veces por un borrantazo o reglazo de algunos profesores, dedicaba más tiempo al arte que a las docencias.

 

 Visitaba mucho la familia López donde se hospedaban unos agrimensores o cartógrafos donde aprendió a usar el chinógrafo con tinta China, en esta casa vivían Joaquín López (Quikín), Hito López y Frank López con lo que Torres aprendió y trabajó los letreros y anuncio publicitario de los negocios del pueblo estos utilizaban moldeen  de cartón y pintura de aceite aquí Roberto aprende a confeccionar las caretas para el carnaval con moldeen de barro, papel y almidón que luego pintaba en diversos colores. 

Luego incursionó más en arte grafismo o pendolismo y  trabajaba llenando diplomas,  cintas de los certámenes de las fiestas patronales, diseñaba, a todo color las láminas de enseñanza como: El sistema nervioso, muscular, digestivo, óseo, y  pulmonar etc. Y de ciencia naturales, zoología, geografía, historia, no tenía que envidiar a los originales, modernizó la pintura cambió la de aceite por la acrílica usando combinaciones de colores lo cual puso en práctica en los hermosos carteles del Cine Olimpo.

 

 Al realizar diferente publicidad como vallas, letreros, cruza calles, banderolas, banderines etc. Tuvo   que emplear los murales y tuvo la oportunidad de realizar uno con Ramón Máx. Espinal quien le donó su primera acuarela, dicho mural  sirvió de foro y de decoración al antiguo correo, hoy biblioteca municipal. Luego continuó trabajando esta técnica en paredes y telas para estudio fotográfico, escenografías para obras teatrales y para escenografías en fiesta Patronales.

 

Al ingresar  Movimiento  de los Boys Scouts en el 1976, logró hacer un curso de poco tiempo de duración sobre dibujo y pintura con el  profesor Hipólito Olivo Espinal (Polo), donde Roberto empieza a pintar con técnica nueva  sobre el paisaje y los bodegones,  junto a sus compañeros expone por primera vez  una colectiva en los salones del Ayuntamiento Municipal. Los materiales que se utilizaron fueron; carboncillo, tempera sobre papel Manila y Bond. El arte corría por las venas de Torres, mientras que otros no continuaban, otros emigraban  y  otros   se dedicaban solo a los letreros. 

 

Más tarde  Roberto se une a su amigo Oscar Alexis Jáquez para exponer al público de San José de las Matas la segunda colectiva  en el 1980.  En esta misma década aprendió teatro con Lincoln  López, Julio Sancí, Dr. Frank Espino, entre otros, fue miembro fundador del Grupo de Teatro Chanajo, creador de su logo, participó como actor en varias obras y también dirigió el grupo, antes que existiera y conociera el teatro ya había interpretado el rol del  soldado  que le daba  vinagre a Jesús cuando se realizó por primera vez el montaje de la pasión y muerte del Señor Jesucristo,  es autor de la obra “El Joven  Limpiabotas.” 

 

De su padre aprendió desde muy joven que el trabajo dignifica al hombre, por esto no se avergonzó  del trabajo, fue vendedor de varios productos alimenticios, limpiabotas, canillita, botellero, operador de cine, etc. y su compañía de Letreros Torres.  Impartió clase de dibujo y pintura a un grupo de jóvenes, entre ellos: Gregorio Medina (Greme), Marcelo Vargas (Marchi), Mario Rigoberto Peralta (Rigo), Reinaldo Goris (Regor), Pascual Núñez, Rafael Santana  (Cuchito), Franklin Santana, Javier Espinal (Piki), Ángel Guareño (El Chino), Robín Fernández, Braulio y Cesar Torres, Wilson Torres, entre otros.  Estos cursos eran leves y se hacía en la casa de Torres o en El Fuerte al aire libre, ya que no tenía local. 

 

Realizó sus estudios secundarios en el Liceo Canadá (19/2/1982) lo que conjugó con el arte escénico, participando en varias comparsas y organizándola, siendo ganador en la mayoría de ellos, terminando el bachillerato Torres, organiza la primera individual y la tercera en posición de la población en 1982, donde expresaba o plasmaba la naturalidad de sus compueblanos los personajes pintorescos, sus calles, sus montañas, etc.

 

Luego emigra a estudiar Publicidad en UASD. 1983, donde Roberto desarrolla técnicamente las ramas del arte plástico como: dibujos, pintura, diseño, escultura, diagramación o arte gráfica, fotografías, dibujo anatómicos, historia del arte universal y de Santo Domingo, introducción a la publicidad y publicidad en general.  Estando en la capital fue diagramador del Periódico  “El Nuevo Diario”, donde desarrolló en Fotomecánica  las  técnicas del revelado y copiado de la fotografía.  Sus conocimientos de pendolismo y arte grafismo, se lo enseñaba a sus alumnos Gregorio Medina y Demetrio Núñez enviándoles diseños de diferentes tipos de letras, colores de fondos, o Backgrown, franjas, y algunos materiales y técnicas a usar en su pequeña empresa Letreros Torres lo que más luego surge Artes Torres.  Allí conoce a varios artistas del pincel dominicano y al maestro ecuatoriano Juan Agustín Valarezo Yézpe.

 

En 1985, después de otros cursos, organizó la tercera colectiva con sus alumnos más destacados:  Gregorio Medina, Pascual Núñez y Reinaldo Goris, tuvo lugar en el Patio Cultural la cual fue titulada “NUEVA ERA 85”, por el pintor Juan Valarezo Yézpe (Javy), de nacionalidad Ecuatoriana, el cual había conocido en Santo Domingo, Roberto, escribió sobre esta exposición en los periódicos El Fuerte, de la Asociación de Estudiantes Universitarios de Sajoma y Ecos, de la Cooperativa San José, donde escribió varios temas de interés sobre el arte y la sociedad.

Realiza por primera vez su autorretrato en 1988 utilizó lápiz  y  cartulina de hilo Como material

 

En 1989 casa con Cándida Jiménez, procreando dos hijos Brian Ismael y Liz Marie Torres, diseñó su propia casa poniendo en práctica la  Escultura arquitectónica y haciendo réplicas de Alfredo Castillo, decorando también algunos negocios del pueblo, también restauraba y pintaba los santos e  imágenes de la iglesia Católica. Más tarde en el 1991 forma un comité o junta de vecinos siendo el presidente, ideando junto a su esposa nombrar el sector que hoy lleva el nombre ensanche las caobas y sus respectivas calles con nombres de árboles.

 

Luego en 1992 participa en el primer Encuentro Nacional de Fotógrafos en Santo Domingo, y en los siguientes encuentros que anuales se celebran. El arte se apagó por un tiempo;  pero Roberto Torres siempre asesoraba a los muchachos que se le acercaban, motivó a Pascual Núñez que tomara un examen de preparatoria en la Escuela Nacional de Bellas Artes, este se llevó de sus  consejos  y hoy en día siguió su profesor. Rigoberto Peralta siempre le llevaba sus obras para que Torres se la corrigiera, aunque este nunca las corregía.

 

En el 1993 se acerca Máximo Antonio Ceballo (Tony) para Roberto le ayudara a exponer sus cuadros  lo que motivó a Torres a organizar la sexta exposición colectiva ya que este solo estaba trabajando en su empresa Artes Torres – Robert Studio donde realizaba la publicidad gráfica del pueblo como Caricaturas, Historietas, Logotipo, Crucigramas, Sopa de Letras,  los  Siete Errores, Ilustrando libros, Novelas, Periódicos etc. En este mismo año decora el escenario de las fiestas patronales con hermoso mural sobre lienzo (canvas). 

 

Siempre estaba involucrado con CHANAJO, cuando no era director, era maquillista, asesor, si no escenógrafo etc. En 1994 junto a Nixón Rodríguez, José Domingo, Roberto nuevamente dirige La Pasión de Cristo como lo había hecho en otras ocasiones, diseñó la portada del  programa  de dicha escenificación.

 

Roberto nunca cesó de apoyar el arte y la cultura del pueblo, reorganizó como  miembro el Patronato de Arte y Cultura en el 1995 que ya había desaparecido.  Junto Tony  organizan séptima colectiva donde descubren artistas aficionados a la pintura que estaban en el anonimato, Luego aconsejó a Máximo que tratara de continuar sus estudios, así lo hizo y hoy es graduado en Bellas Artes. El grupo de teatro lo reconoce con una placa por su grandiosa colaboración con el grupo. En este mismo años empieza se tocado por el Señor, esto empezó a cambiar la vida de Torres, y consigue un visado como un propósito que Dios tenia para él.

 

En 1996 viaja a Estados Unidos (NY), donde entregó su vida a Jesucristo, es donde se empieza a ver el cambio en sus obras,  pintó y vendió varias obras, allí se encuentra con algunos de sus ex alumnos con los que se puso a practicar y visitaron varios Museos de Arte y Galerías, donde observó algunas obras de su alumno Mario Rigoberto Peralta momento que aprovechó para de nuevo exhortarle que puliera más la Anatomía, a Rey Goris lo motivó y juntos pintaron  un bodegón con frutas naturales.  También fue entrevistado por el Poeta Luís Manuel Rodríguez quien maneja en esa urbe un programa radial, sobre una ilustración  que Torres le había realizado de una Novela escrita por él y sobre algunas obras que Roberto había pintado en el condado del Bronx. Diseñó una caricatura al equipo de football  de Bolivia, llamado Cala Cala utilizando chinógrafo sobre papel fabrian.

 

De nuevo en 1997  expone en  una colectiva dirigida por la Arquitecta Mencía Romero, en la comunidad de Jánico, este mismo año colabora con la organización de una exposición al joven Cristian  Collado (Crisco) en la Semana Cultural. Colabora también en la primera fiesta del patrón San Expedito de Cañada del Caimito

 

1998 reorganiza el Movimiento Scouts, ya desaparecido y participa como dirigente del Staff del segundo campamento provincial celebrado en Las Charcas, Santiago.  Actualmente es subjefe de Tropa de dicho movimiento. También  diseña el escudo del Ayuntamiento Municipal, restaura las esculturas y letras, pintó dos escudos nacionales y donó el primer plano urbano de San José de las Matas realizado por Torres para el Ayuntamiento. Pasa hacer escritor fijo de una revista cristiana internacional llamada Alerta Cristo Céntrica, donde le publican varios temas Bíblicos, Bibliogramas, sopa de letras y los diferenterapios caricatura creada por Torres

 

1999 realiza páginas de pasatiempo, es articulista del periódico el Serrano y reportero gráfico del mismo, diseña la historieta titulada Ahorrín y Derrochín de la Cooperativa San José, escribe un folleto titulado  Taller para Teatrista

 

2001 fue el fotógrafo oficial para ilustrar el libro San José de las Matas Apuntes Para Su Historia de la autoría de, Piero EspinalRealiza la primera Web Site sobre San José de las Matas titulada el Rincón del Arte Matero donde enseña el perfil de su pueblo a través de fotografías y documentos.

 

 Actualmente como escritor del libro movimiento scout 1952-2005 de San José de las matas, tiene en proyecto publicar los siguiente libros: Temas Bíblicos, el Taller del teatrista, Guía turística "Mitos y Leyendas de lugares encantados con todos los plano de la población urbana, un manual de arte donde abarca las biografías de los pintores y sus obras en Sajoma y la segunda edición del método educativo scout.     

 

 

 

Algunos de los oficios o  labores que Roberto desempeñaba

 

De sus padres aprendió desde muy joven que el trabajo dignifica al hombre, por esto no se avergonzó  del trabajo, y desde sexto curso ya sus padres no tenían que comprarle ni ropa,  ni zapato, ni los útiles escolares ya que el mismo se  costeaba,  fue vendedor de varios productos alimenticios, como quipes o chulitos, arepitas de maíz, maní tostado, golfío, empanadas, dulces y helados, los cuales preparaba su madre ya que tenia un negocio de fritura  o friquitín, generalmente estos productos alimenticios eran vendidos por todo el pueblo y en lugares públicos como en la cancha, el play, en la escuela, frente al cine etc.

 

Como su madre también  trabajaba tanto en la manicera y en el almacén o secadora de café en ambos limpiando o seleccionando dichos granos, muchas veces Roberto tenia que llevarle el desayuno o comida, este generalmente se quedaba ayudando y al ver que rendía en el trabajo porque tenia una habilidad manual, se habló con el administrador para ver si podían dale trabajo, pero este al ser menor de edad y no poseía cedula le negaron, aunque lo aceptaron como ayudante y le pagaban más a su madre por la cantidad que este trabajaba, aquí empezó a ganarse la entrada al matinée.  

 

Desde joven Roberto  le gustaba ser un hombre de negocios, en el patio de su casa en una cocina deshabilitada empezó un pequeño ventorillo el cual titulo “la Verduga” y comenzó a vender mentas y confites, luego hacia mabí de diferentes sabores, el negocio no prosperó porque derrumbaron la cocina, además Franklin Goris  (el gordo de Chalo) remato la última funda de mentas que quedaba por 30 centavos, más luego vendía en la paletera de Alén Rodríguez frente al Cine Olimpo, junto a Cornelio de Chiquitín el que tocaba trompeta y Miguel el hijo de Goyo Olivo el que entalviaba las calles, se tenía que cargar la paletera sobre mi  cabeza desde el Callejón o la Duarte (El Guayabal) donde vivía Alén hasta el cine  y cuando terminaba de vender se tenía que regresar nuevamente o sino llevarla a la Junta Central Electoral donde trabaja Alén en  el día,  por un mal entendido dejó de trabajar con Alén y le trabajó a Arturo Espinal (el mello) en otra paletera que tenia.

 

 Como  limpiabotas se inicio con una vieja caja de lustrar calzado propiedad su padre el cual le enseñó el oficio, aunque lo desarrolló viendo al Cúarabe o Cucú limpiar zapatos en el parque  frente a su casa, en ese entonces una limpia costaba 5 centavos, al pasar el tiempo era quien organizaba a los demás limpiabotas en la orilla sur del Parque Municipal “Manuel A. Tavares”, debajo la mata de Samán y frente a la tienda “La Esquina Famosa” de Chichilo B. Torres, tenia una clientela exclusiva y sus clientes esperaban por él, ya que además de teñir zapatos con rápido, limpiaba zapatos blancos y champaña, entre sus compañeros podemos citar Antonito Vásquez (el Valentón) , Bertico Bisonó, Jorge López (el curí), Ramoncito Vásquez (Món) el de Fidelia, Felito (el tiguere), Pedrito (pedro diente), Percio Ureña (piríndingo), Francisco López (El Piter), Tuty boquilla, Chichíco, Félix Ant. López, (el buche), Nelson Torres (cañera), Daniel Fernández (Ñeño) EPD, entre otros. Recuerda una vez que las monjas les enseñaban manualidades en cuerno de vacas (Chifles) y otros materiales. Estuvo limpiando zapatos hasta el segundo de bachillerato y nunca se avergonzó de ello.

 

 Aunque no duró mucho tiempo trabajó como vendedor de periódicos  (canillitas) pero vendió junto a su hermano Nelson Torres la última Hora, El Listín Diario, El Nacional, El Caribe  aunque la mayoría era para entregar a subscritores. Entre otra chiripas que aparecía también se ponía a descargar sacos de fertilizantes o abono de 125 libras desde un camión  patana a una agropecuaria que había  frente a su casa, eso si, fue la primera y la última vez que lo hizo, lo poco que ganó lo gastó en ungüento para untarse en todo el cuerpo la semana entera la paso  adolorido.

 

Como sabia hacer caretas en tiempo de carnaval también diseñaba diferentes caretas y antifaces que lo vendía a  todos los participantes así como a grupos de comparsas, la pintaba de vistosos colores y la variedad lechones, pepineras, cerditos, cotorras, puerco cimarrón, diablos cojuelos entre otros, el precio que oscilaba de 25 centavos a 1 pesos. Era mas la sal que el chivo, tenia que buscar el barro negro, elaborar el moldeen, recorta papel o periódico y pegarlo primero con agua y después  con almidón o harina, esperar dos o tres día para que secara, luego colocarle elástico y comprar pinturas para luego pintarla.

 

Siempre trataba de hacer una fuente de trabajo elaboraba unos cachimbos o pipas, elaborado de un barro marrón rojizo que lo sacaba del frente de su casa y se lo vendía a Juan Bisonó el papá de Bienvenido (la culebra) o sino en la pulpería de Nanán, el que vendía dulces recalentado y molenillos, salía por los montes de los alrededor a buscar naranja agria y la exprimía para vender al agrio en botellas o galones. Así como diferentes frutas como guanábanas, limones, cajuiles, mangos y lo llevaba a las barras como la de María Mercado, la Kung Fu o (Shasam) de Jesús Torres el de Papamón, la de Fellito y Ramoncito  para hacer jugos y batidos o los famosos mabíes o las brugalitas.

 

En fiestas patronales vendía helado “El Polo” en un carito que contenía dos pilas que mantenía fría las paletas, los sabores favoritos eran de coco, rellena de chocolate, bizcocho, fresa entre otros, debía de vender 100 paletas a 5 centavos para ganarse 15 centavos y la que se derretían muchas veces no se la recibían. Muchas veces buscaba ayudante, ya que no era fácil venderle y comprarle al mismo tiempo a una multitud y más de noche.

 

Para navidad, aparte de hacer Santa Claus, angelitos  y campanas pintado en cartulina para pegar en la puerta de las casas, también aprendió a confeccionar unas casitas de que se colocaban debajo del pino de navidad, para simular a Belén, la cual se le introducía los bombillitos en colores y parecía una casita de verdad, hechas en cartón fuerte con arenilla o brillantina su costo era de 75 centavos a 1 peso.

 

Aprendió lo de botellero de su tío político Ramón Mejía en Santiago cuando este pasaba sus vacaciones allí, aunque siempre recogía botellas para venderlas, las juntabas y las empacabas en cajas para luego ser vendida a los camiones que venían desde Santiago aunque después decidió comprar las botellas de ron y cerveza por cajas llevarla el mismo y venderla a su tío, anterior a esto también recogía las botellas y francos rotas por toda parte para vendérsela a un señor que venia en una camioneta color mamey marca Ford bien grandota y compraba la latita de salsa llena de vidrio a 10 centavos o por saco no recuerda cuanto pero no pasaba de 3 pesos, cuando se explotó la fabrica de vidrio en San Cristóbal hasta ahí llegó el negocio.

 

 Fue  operador del Cine Olimpo donde primero empezó cargando los carteles para ganarse la entraba a la película, luego pintaba los carteles y como tenia acceso a los aparatos o proyectores que trabajaban con carbones, de tarde practicabas lo que los compañeros le enseñaban,  aprendió de este oficio con los operadores. Francisco Zapata, Toño López Pajita,  Fabio López, otros compañeros los fueron  Mario (caco vaca), Antonio, Fermín Torres (Chacho), Chuíto Pérez, entre otros, comenzó a ganar 15 pesos y luego 25 pesos pintando los carteles en el día y siendo ayudante de operador en la noche, cuando el cine lo administraba lucecita y Ricardo Salcedo, luego con Alcides Santana ya como operador duro varios años,  el trabajo era demasiado agotador y como joven al fin no podía disfrutar los domingo de los conciertos  de Pachú Cerda en el parque y como el sueldo no era bueno y no le aumentaba, decidió hacer su propio negocio.

 

 Decidió fundar su propia compañía de Artes graficas  “Letreros Torres” que más tarde se llamo “Artes Torres”.  Como le enseñó este oficio a Gregorio Medina y  a Demetrio Núñez lo busco como socio, realizaban la mayoría de los letreros de la población, pero como Roberto estuvo que partir para la universidad lo dejó a los dos con los materiales suficientes para que no le faltara ni pintura, ni pinceles nada en absoluto, les enviaba los diseños de los letreros, vallas, cruza calles, que pintaban, pero nada como siempre uno de los socios traicionó, y como dice refrán  la felicidad del pobre dura poco.

Compártenos con tus amigos.

               

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 25 de enero de 2013.